Organizaciones Pro-vida celebraron el 8A con caravanas en todo el país y una convocatoria online

La madrugada del 8 de agosto de 2018, el Senado rechazó el proyecto de ley de aborto legal y gratuito. Las organizaciones que se oponían a la sanción de la ley tomaron esa fecha, el 8A, para celebrar el Día Internacional de Acción por las Dos Vidas. Este sábado, organizaron una convocatoria nacional que se materializó de dos maneras. Por un lado, con caravanas de autos en distintos lugares del país y por el otro, con un acto online.

Convocadas desde la página www.2vidas.org, hubo concentraciones en distintas localidades de 14 provincias.

“Estoy muy contenta de que la gente haya podido manifestarse hoy, a pesar del contexto. Y era emocionante verla, reafirmando nuestras convicciones como en 2018, defendiendo los derechos y acompañando a las mujeres y a los niños por nacer», dijo Inés Brogin, vocera de Unidad Pro Vida, la red de organizaciones nacional.

La convocatoria más masiva resultó la cordobesa. Allí, la #CaravanaProVida a la que se invitó desde Instagram, Facebook, y Twitter, comenzó a las 10 de la mañana, con una transmisión a través de una FM que iba guiando los autos desde distintos puntos hasta el Patio Olmos, donde los voluntarios de la organización les entregaban banderas celeste y blancas preimpresas con la leyenda “Salvemos las 2 vidas” a los autos que no tenían su propia decoración.

“Estamos muy contentos con el resultado de la convocatoria, porque nos dimos cuenta de que la gente quiere movilizarse. Yo trabajo con la problemática de la maternidad vulnerable hace 17 años como voluntaria. Lo que me moviliza es que el acompañamiento a las mujeres sí funciona. Parece que en los momentos más duros no hay solución y el aborto aparece como única oferta. Pero podemos encontrar soluciones mucho más humanas e integrales”, señaló Memé Moscoso, coordinadora institucional del Portal de Belén y una de las impulsoras de la caravana de Córdoba.

“Detener esta ley perversa no significa que hayamos ganado porque el aborto clandestino se esconde detrás del aborto no punible”, señaló en el comienzo del programa la conductora del programa online, la activista pro vida Ana Belén Marmora, para anticipar que iban luego a contar “la historia de miles de mujeres reales a las que el sistema de salud abandonó, porque ponen en jaque nuestro derecho a ser mamá”.

“En los hospitales públicos ofrecen primero el aborto antes de atender el embarazo vulnerable. Yo trabajo con sectores vulnerables y hay una estigmatización del embarazo en la mujer pobre, es como que le dicen ‘Bueno, te damos damos anticonceptivos, distintos métodos para prevenir el embarazo y vos te embarazás, bueno, te damos el aborto’. Claramente todas las pacientes en condiciones vulnerables las incitan al aborto antes de ofrecer las reales soluciones que necesita una mujer” – María “Tani” de Urraza, tocoginecóloga del Hospital Mi Pueblo de Florencio Varela.

La misma idea expresó Moscoso: ”Nosotros trabajamos para que las mujeres no aborten, vamos al origen del problema, las mujeres no quieren abortar por deporte, lo quieren porque tienen problemas reales que parece que no tienen solución”.