Escribe tu mensaje




El Conde de Sándwich  ¿Conoces su historia?

Publicado por el

 Muy pocas veces  nos damos a la tarea de investigar la historia de los objetos que usamos, la comida que comemos o las frases que utilizamos con cotidianidad. Pero amen de la celebración mundial del sándwich queremos contarte un poquito del origen de este platillo que debido a su practicidad de elaboración  es amado por las amas de casa y deseado por los pequeños.

Cuenta la historia que alrededor del año 1762 en un pueblecillo del sur de Inglaterra existía un  caballero llamado Lord John Montagu (que tenía el título de Conde de Sandwich). Este hombre contaba con una muy buena fortuna que contrarrestaba su “necesidad” de trabajar como lo hacían los demás hombres del pueblo.  Como era de esperarse su agenda marcaba mucho tiempo libre, así que para ocuparse durante el día se reunía con sus amigos para jugar al bridge (un juego de cartas).

Retrato del Conde de Sandwich.

Un día común y corriente, como de costumbre los caballeros medievales se encontraban jugando al bridge, sin embargo después de horas de juego llegó la hora de la comida en dónde el chef se lució cocinando el rico y tradicional filete de res, no obstante nadie veía el fin del partido. Así que,  el Conde de Sandwich pidió  al chef que les llevará la comida al salón en donde se encontraban disputando un interminable partido de bridge.

 Una petición especial le fue encomendada a l chef; los caballeros no debían ensuciarse las manos. Tal fue el ingenio de este hombre que se le ocurrió la magnífica idea de poner la carne que había preparado entre dos rebanadas de pan. Una vez que la comida llegó al salón el grupo de amigos comió el rico emparedado que no tardó en conquistar sus paladares.

Desde entonces,  el sándwich – nombrado así en honor al conde Montagu- se convirtió en un platillo muy popular en la edad media y que hasta nuestros días sigue estando presente en la cocina de nuestro hogar.

Hoy en día, existe una  variedad infinita de sándwiches; los más populares son los rellenos de jamón, atún, salchicha, huevo, pollo etc.

Así mismo, podemos encontrarnos con sándwiches con diseños ¡muy divertidos!

Foto: PequeRecetas.com

Con poco de imaginación podrás hacer de esta sencilla receta una comida muy original y divertida.