Escribe tu mensaje




La tolerancia: ¿Un valor en peligro de extinción?

Publicado por el

Hablemos de tolerancia.

Habitamos en un mundo que poco a poco el respeto, el amor, el apoyo de los unos con los otros se agota cada día más, pero… ¿Por qué? ¿Cuál es el motivo? ¿Por qué permitimos que haya tanto conflicto en nuestras vidas, en nuestro alrededor y en nuestra nación?

A lo largo del tiempo y con la ayuda de las enseñanzas que la vida y Dios me han dado, he concretado que en nuestro caminar diario, vamos perdiendo valores como; el respeto, la honestidad y por supuesto la tolerancia.

Sí te tomaste el tiempo de abrir éste artículo, te invito a que te quedes y reflexionemos juntos sobre la importancia que tiene ser tolerantes en nuestra vida.

A través de la historia de la humanidad, pueblos y civilizaciones con distintas percepciones del mundo, se han enfrentado, por el simple hecho de tener opiniones diferentes. Han surgido guerras que han durado años, y otras que han involucrado prácticamente al mundo entero; todas estas guerras tienen un factor en común: la intolerancia, el más grande enemigo de la humanidad; pero todas estas guerras no se comparan con una en especial, la guerra contra la intolerancia. No es un conflicto bélico pero es la más grande que la humanidad ha enfrentado, es una guerra contra la que tenemos que luchar día con día, una guerra que afecta a todos y a cada uno de nosotros.

Todos los días nos encontramos con situaciones que nos molestan o que nos hacen sentir incómodo, y la sociedad en la que vivimos nos ha enseñado a responder a estas situaciones con intolerancia. Ya no somos capaces de ver a esa persona que resulta incomoda, sin saber que todos los seres vivos somos únicos, que aunque existan personas muy distintas a nosotros, y otras con las cuales nos identificamos, es importante valorar la autenticidad de cada ser vivo; valorar que tenga una opinión propia, que tenga una creencia religiosa específica, que tenga una ascendencia distinta, que tenga preferencias; en fin, valorar el hecho de que tenga su propia percepción del mundo.

Podemos decir que la tolerancia, es el hecho de respetar la diversidad de opinión, pensamiento, religión, cultura, entre muchos otros. El ser tolerante no es el hecho de estar de acuerdo con las distintas opiniones que tienen el resto de las personas, es simplemente respetar y entender la forma que cada individuo tiene de ver al mundo.

Vivir en un mundo donde la gente de tez blanca sea capaz de tolerar a la gente de tez negra; donde judíos, cristianos y musulmanes puedan convivir pacíficamente; donde las personas homosexuales no sean vetadas en ciertos lugares; donde una mujer no reciba un trato distinto al que recibe un hombre; un mundo donde una persona pueda expresar sus ideas y sus emociones sin miedo o restricción alguna, no es sólo un sueño, es una realidad que podemos alcanzar.

Para lograr esto es necesario que todos analicemos las situaciones antes de actuar de manera intolerante. Muchas veces ni siquiera sabemos como ejercer nuestra tolerancia hacia otras personas, o incluso si lo sabemos se nos dificulta ponerlo en práctica. Puede llegar a ser complicado más no imposible, sólo necesitamos hacer un esfuerzo constante. Y para ejercitar la tolerancia es importante:

Respira

Antes que nada, cuando te encuentres en una situación en la cual usualmente actúas de manera intolerante, toma un momento para respirar, si se trata de una o un grupo de personas, no le des importancia a aquello que te molesta, no te fijes en lo que está diciendo, en lo que lleva puesto, en su color de piel, en su forma de actuar; sólo concéntrate en sus ojos y date cuenta que al igual que tú y que todos los seres humanos, es una persona llena de defectos, pero también de virtudes.

Observa

Por un día no le prestes atención a nadie más que a ti, y te vas a dar cuenta que no eres perfecto, y que seguramente hay cosas dentro de ti que también te molestan, y quizá habrá personas a las que también les moleste, pero estás en todo tu derecho de ser quien eres, y no existe persona con el derecho de tratarte mal o discriminarte.

Comprende

Reflexiona sobre todo lo que está sucediendo en el mundo en ese momento, y todo lo que se podría evitar, si tan sólo las personas respetaran las diferencias que hay en cada individuo.
Es importante que comprendas, que todas las personas antes que nada somos seres vivos, y lo valioso dentro de ello es la vida, todo lo demás son simples estándares y clasificaciones humanas, las cuales no tienen valor alguno.

No Juzgues
Analiza el hecho de que si estás bien contigo mismo vas a estar bien con los demás, ya que la mayoría de las cosas que nos molestan en los demás son el reflejo de algo que nos molesta de nosotros mismos.
Por último; cuando la intolerancia se apoderé de ti, piensa en todas las mejorías que va a traer a tu vida en poner en práctica lo opuesto, la Tolerancia.

Más temas de interés:

Abre los ojos: Esto es lo que deberías saber de la violencia doméstica

5 actitudes laborales que tienes que adoptar!