Escribe tu mensaje




Pedro Infante, el ídolo inmortal.

Publicado por el

Murió para convertirse en Leyenda

A 100 años de su Nacimiento aún Vive el Ídolo del Pueblo

Éste 18 de noviembre se celebran los cien años de Pedro Infante, pero Pedrito (llamado así por su generacional público) cumplimentó las palabras de Jorge Luis Borges: murió como deben morir los héroes: jóvenes.

La fecha del 15 de abril es de esas fechas paralelas al calendario oficial que el pueblo no destierra de su memoria. La historia de su trágica muerte en un avionazo, la mañana de aquel abril de 1957, en Yucatán, ha pasado a formar parte del dominio público. Incluso, se cantó por años un estribillo que me parece rezaba así:

“Pedro Infante ya murió,/ estrellado en un avión,/ María Luisa le lloró;/ cuántas velas le prendió:/ una, dos, tres, cuatro,/ por la calle veinticuatro,/una vieja mató un gato/ con la punta del zapato…”

Transmitidas semana a semana, año tras año por televisión, las películas del ídolo Infante han renovado sus audiencias en al menos cinco generaciones.

Y es que pocos artistas son capaces de resumir la esencia de una cultura y cautivar a multitudes y generaciones enteras. He ahí el caso del cantante, actor, compositor y ranchero estelar del pueblo mexicano, Pedro infante (Mazatlán, 1917-Mérida, 1957).

Sus películas son un universo en sí y merecen una revisión para comprender uno de los períodos más importantes del séptimo arte en México, así como a una de las figuras más queridas del espectáculo y de la cultura moderna.

Durante sus 19 años de trayectoria artística (1938-1957)Pedro Infante engendró todo lo que trae la fama: tanto éxitos como bochornosos escándalos, que incluyen intrigas de paternidad, matrimonios fallidos y romances con distintas mujeres, y como ya citaba; su trágico fallecimiento al estrellarse en la avioneta que piloteaba. Sin embargo, aunque por algunos papeles pudo haber sido tildado de estereotipo de macho y charro mexicano, en realidad la variedad de sus interpretaciones demuestran lo contrario. Su emblemático personaje como Pepe El Toro, protagonista de la trilogía dirigida por Ismael Rodríguez y escrita por Carlos Orellana y que se compone de Nosotros los pobres (1948), Ustedes los ricos (1948) y Pepe El Toro (1953), sin duda alguna es de los más recordados, así como sus actuaciones musicales, aunque bien es cierto que no todas las cintas en las que participó requirieron de sus dotes como cantante. En todo caso, lejos de toda controversia, lo que importa es su legado artístico, que trasciende cualquier mito.

Tags

Etiquetas: