Viernes 15 de Octubre de 2021

Hoy es Viernes 15 de Octubre de 2021 y son las 18:20 Te invitamos a escucharnos en VISION RADIO

19°

Nublado

MEDIO AMBIENTE

2 de agosto de 2021

Bolsas ecológicas son más pedidas por los comercios y consumidores

El menor uso del plástico motivó a emprendedores y negocios a ofrecer productos personalizados. Hay creaciones con llamativas ilustraciones y hasta coleccionables.

Diseños variados y una amplia gama de colores, medidas y exclusividades para instituciones y comercios son algunas de las motivaciones que día a día integrantes de cooperativas y movimientos ecologistas confeccionan en talleres que surgieron con el propósito de descartar las bolsas de plástico para ir imponiendo las bolsas ecológicas. Con su trabajo aportan un granito de arena en el cuidado del planeta y obtienen un valioso ingreso familiar extra. Las bolsas ecológicas se venden entre 30 y 70 pesos y se aseguró que hay buena demanda por parte del público misionero.

Bolsas inclusivas

En la localidad de Candelaria la cooperativa Eco Textil, conformada por mujeres de la localidad trabaja todos los días de la semana confeccionando las bolsas. En pandemia también sumaron barbijos con diseños exclusivos acorde al requerimiento de los clientes que se van sumando a la propuesta de cuidar el planeta.

La propuesta ecológica también es uno de los objetivos la cooperativa, pero también de movimientos ecologistas como el Movimiento Ecologista Ojo de Agua de Gobernador Roca, quienes fueron los pioneros en impulsar el uso de bolsas ecológicas en el municipio desde el año 2012.

Desde hace casi diez años la ciudadanía de Roca cuenta con una ordenanza que no permite a los comerciantes entregar bolsas de plástico a los clientes.

La regulación es muy estricta y así los compradores se fueron adaptando para organizarse al momento de hacer las compras. El movimiento Ecologista Ojo de Agua, es impulsor de la ordenanza de la erradicación de las bolsas de plástico, uno de los integrantes de la entidad es el escribano Mario Villanueva, quien en diálogo con El Territorio dijo que “es verdad que somos los impulsores de la ordenanza que rige desde 2012 y también hemos ayudado en su armado basándonos en datos concretos como en la cantidad de bolsas de las de tipo camiseta que se usaban en aquella época. Tras un pequeño censo que realizamos, arrojó como dato que en esa época se utilizaban más de un millón y medio de bolsas anuales. Era una cifra preocupante”, recordó el directivo.

Tras la información adquirida actuaron, volviendo a consultar a los comerciantes de la localidad. “Tras los datos, volvimos a preguntar ¿Cuánto ahorrarían no entregando al cliente esas bolsas tipo camiseta? Aclaro lo de camiseta porque las de bobina, ya sea para envasar papas, carne entre otros alimentos están permitidas. Al obtener una respuesta de buena predisposición desde los comercios para erradicar la bolsa de plástico empezamos a impulsar y redactar la ordenanza que posteriormente fue aprobada”.

Se fundamentó sobre la legislación que “el objetivo es contaminar lo menos posible el medio ambiente porque toda contaminación es un atentado contra el entorno en el que vivimos. A nosotros no nos gusta la palabra prohibir, sino capacitar, concientizar a la ciudadanía respecto a la contaminación. Como seres humanos tenemos el deber de cuidar a nuestra Madre Tierra, se trata simplemente de ver y no dejar pasar, porque si no algún día las generaciones futuras sufrirán las consecuencias de la falta de cuidado de nuestro planeta”, dijo Villanueva.

En cuanto a Candelaria, Camila Lorenzo, presidente de la cooperativa Eco Textil, indicó que “es muy entusiasta la idea de darnos cuenta de que cada día más comerciantes se interesan en incorporar en sus locales las bolsas recicladas. Actualmente un ochenta por ciento de la demanda que tenemos es de bolsas tipo camiseta (ecológicas) que incluso se dan en distintos diseños y modelos. La creatividad está latente como para hacer más atractivos estos artículos. Incluso hay muchas instituciones que también nos piden para los obsequios que realizan a quienes los visitan etcétera. Pero la mayor demanda está por parte de los comerciantes, principalmente los más pequeños por ahora”.

Lorenzo apuntó que por la buena demanda “comenzamos a capacitar a quienes se interesan para que a futuro se pueda incorporar más gente teniendo en cuenta el crecimiento de los pedidos que tenemos. Es una manera de que estos emprendimientos ayuden a mejorar el medio ambiente y también ir haciendo crecer la cooperativa con el fin de tener un espacio más amplio con un propio local donde se puedan desarrollar mejor las capacitaciones de la gente para poder ayudar a muchas familias. Y así poder ir sumando gente a medida que se vaya necesitando”.

En cuanto a los diseños que utilizan, Lorenzo detalló que “son muchísimos, es de acuerdo a lo que requieren los comerciantes, pero ponemos nuestra creatividad también, por ejemplo, nosotras para el Día del Padre tuvimos un diseño muy agradable para ellos y se trató de un bolsito vinero estilo camisetas con corbatas, fue unos de los bolsos que más venta tuvimos, también un diseño que está espectacular para los autos, un bolsito donde van celulares, biromes, para lo que deseen”.

La directiva de la cooperativa destacó el gran momento de conciencia social que hay entre la gente. Y cómo con pequeños gestos se puede hacer mucho para cambiar algunos hábitos muy dañinos para el medioambiente.

Respecto al precio de las bolsas, agregó que “para supermercados y comercios en general varían de acuerdo el tamaño, van desde 70 pesos, que son las más grandes para supermercado. Las más chicas van desde 30 pesos". Dijo Lorenzo.

En cuanto a la técnica que usan El Territorio dialogó con Florencia Díaz, una de las diez integrantes de la cooperativa, quien dijo que “los precios entre las bolsas ecológicas artesanales que es la que hacemos nosotras aquí, con costura individual y las termosellados tienen una diferencia, pero también la duración de una y otra es distintas, nuestras confecciones son una a una, por eso es que hay diferencia de precios, es decir, no es lo mismo las bolsas pegadas que las cosidas”, diferenció.

Anticipando el gran cambio que llega en 2022

El 21 de mayo del 2020 la Legislatura misionera aprobó una ley que prohibirá el uso de bolsas de plástico no biodegradables en toda la provincia de Misiones.

“Prohíbese en todo el territorio provincial el uso de bolsas de plástico y todo otro material no biodegradable utilizadas y distribuidas en la actividad económica para el transporte de productos o mercaderías de los consumidores”, reza la norma que impone un tiempo de dos años para la aplicación total de la medida, que indica que “dicho plazo se establece con el fin de iniciar un cambio cultural de las costumbres cotidianas hacia hábitos más amigables con el medio ambiente”. El objetivo de la normativa, impulsada entre otros por el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, es promover la concientización acerca de la utilización de materiales biodegradables y proteger los ecosistemas afectados por la contaminación. Se detalló que la iniciativa entrará en vigencia cuando se cumplan dos años desde su publicación (en mayo del 2022).

El Ministerio de Ecología de Misiones será el encargado de poner en marcha la ley, además de tener que “promover acciones tendientes a la concientización sobre la utilización responsable de materiales biodegradables; brindar protección a los ecosistemas que son afectados por la utilización de materiales no biodegradables”, entre otras cosas.

 

Fuente: El Territorio.

COMPARTIR: