Jueves 23 de Septiembre de 2021

Hoy es Jueves 23 de Septiembre de 2021 y son las 10:53 Te invitamos a escucharnos en VISION RADIO

19.5°

Lluvia

22 de junio de 2021

Atentado a la AMIA: familiares de víctimas recusaron a jueces del Tribunal Oral Federal 8

"A nuestro entender, han expuesto, mediante actos concretos dictados en esta causa, que su imprescindible imparcialidad frente al caso se encuentra seriamente afectada", argumentaron, y pidieron apartar a los jueces Gabriela López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado y al fiscal de juicio Marcelo Colombo.

La recusación fue presentada por Luis Czyzewsky y Mario Averbuch, quienes perdieron a sus hijas en el atentado.La recusación fue presentada por Luis Czyzewsky y Mario Averbuch, quienes perdieron a sus hijas en el atentado. 

Familiares de víctimas del atentado a la AMIA recusaron este martes a los jueces del Tribunal Oral Federal 8 que preparan el juicio a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por supuesto encubrimiento a raíz de la firma del Memorandum con Irán.

Lo hicieron luego de que el TOF8 hizo lugar la semana pasada a un planteo de la defensa de la expresidenta y convocó a una audiencia oral y pública para resolver un planteo de nulidad de toda la causa, informaron fuentes judiciales.

La recusación fue presentada por Luis Czyzewsky y Mario Averbuch, querellantes en esta causa, quienes perdieron a sus hijas en el atentado del 18 de julio de 1994 en el que murieron 85 personas, según el escrito al que tuvo acceso Télam.

Los abogados de ambos, Tomás Farini Duggan y Juan José Avila, recusaron y pidieron apartar a los jueces Gabriela López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado y al fiscal de juicio Marcelo Colombo.

"A nuestro entender, han expuesto, mediante actos concretos dictados en esta causa, que su imprescindible imparcialidad frente al caso se encuentra seriamente afectada", argumentaron.

Además pidieron se declare la nulidad de la resolución del 18 de junio último en la cual el Tribunal que prepara el juicio en la causa que se abrió por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman, hizo lugar a un pedido de la defensa de la ex presidenta y convocó -aún sin fecha- a una audiencia previa a resolver sobre el planteo de nulidad de toda la causa.

La querella por los familiares de víctimas sostuvo que esa decisión debe ser declarada nula porque se trata de "la invención de una audiencia no prevista en el Código Procesal Penal de la Nación para tratar planteos precluidos con fines políticos" en lo que sería un "intento para frustrar el juicio".

En el escrito se aludió a una "tentativa" para "duplicar lo ocurrido en la causa Dólar futuro" en la cual la Cámara Federal de Casación resolvió sobreseer por "inexistencia de delito" a todos los procesados, entre los que también estaba la vicepresidenta, tras una audiencia en la que escuchó a las partes.

El pedido de la querella
En el caso de la causa por la firma del Memorandum con Irán el planteo ante el Tribunal Oral que prepara el debate "resulta claramente improcedente, además, porque a diferencia de lo acontecido en la causa denominada “dólar futuro”, no existe en nuestro sistema procesal una instancia previa al juicio que permita a los imputados tomar la palabra y exponer sin interrupciones, en una audiencia oral y pública", agregó la querella.

"Precisamente por esa razón a la audiencia le cabe el calificativo de inventada", concluyeron.

La semana pasada el TOF8, integrado para este juicio por López Iñiguez, Michilini y Obligado, hizo lugar al planteo para convocar a la audiencia oral y pública pedida por la defensa de la Vicepresidenta, un planteo que había aceptado el fiscal de juicio Colombo.

La defensa de la expresidenta sostiene que toda la causa debe ser declarada nula desde que la Cámara Federal de Casación dispuso la reapertura de la investigación de la denuncia de Nisman, que había sido cerrada por "inexistencia de delito".

Esta decisión de Casación fue firmada por los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, cuestionados por sus visitas al entonces presidente Mauricio Macri entre 2015 y 2016.

COMPARTIR: